Otro capítulo más a la historia de Huawei y Estados Unidos. Y es que ahora Google ha solicitado una licencia al país americano para poder trabajar con ellos a pesar del veto. Esta licencia daría la posibilidad de instalar los servicios de Google en los futuros móviles de Huawei.

Hasta ahora, Microsoft ya había solicitado una de estas licencias y le había sido concedida, siendo este el motivo por el que Huawei ha lanzado portátiles con Windows instalado como sistema operativo.

No obstante, no es lo mismo Microsoft que Google. ¿Por qué?

USA vs China y Apple vs Google

Por mucho que se hable de motivos como el espionaje, lo cierto es que queda bastante claro que al guerra comercial entre Estados Unidos y China ha tenido mucho que ver en el veto de Huawei por parte del gobierno americano.

Y no podemos descartar tampoco que una de las empresas más amenazadas por Huawei, Apple, haya presionado para la compañía china tenga dificultades para continuar con su crecimiento internacional.

Esto beneficia a los de Cupertino de diferentes formas. Por un lado, pone obstáculos en el camino de un rival directo que cada vez tenía más relevancia en el mundo de los smartphones, habiéndoles incluso superado en cifras de móviles vendidos.

Por otro lado, siendo uno de los principales fabricantes de móviles de gama alta con Android, en realidad estarían poniendo obstáculos también a la misma Google, rival directa en lo que a plataformas móviles se refiere.

No es lo mismo dar un permiso a Microsoft para trabajar con Huawei, que no tendría consecuencias negativas para ninguna empresa americana, que dar un permiso a Google, que sí tendría consecuencias directas en una empresa como Apple.

Google necesita a Huawei, y mucho

Por todo lo anterior, Google necesita a Huawei. Aunque bien es cierto que lanzar un móvil sin los servicios de Google puede hacer que se vendan muchas menos unidades de los smartphones de la compañía china en Occidente, no es menos cierto que siendo uno de los principales fabricantes de móviles con Android, perder toda su relevancia en el mercado hace que sea mucho más difícil competir con Apple.

Por otro lado, si Huawei desaparece del foco de los grandes fabricantes de móviles vendidos en Occidente, la que ganaría mucha relevancia sería Samsung. A Google nunca le ha interesado que Samsung crezca tanto como una compañía única, porque en algún momento se podría plantear independizarse de Google. Y en cualquier caso, le da mucho poder a la compañía de Corea del Sur. Es mucho mejor que haya varios fabricantes compitiendo entre ellos.

Pero si todavía eso no fuera suficiente, la alternativa sería que otro fabricante comenzara a ganar todavía más relevancia en el mercado para sustituir a Huawei. Y de ser ese el caso, el único aspirante ahora mismo podría ser Xiaomi. No obstante, la compañía ya cuenta con sus propias plataformas. Y es igual de susceptible de un posible veto por parte de Estados Unidos si de verdad es una cuestión mercantil más que de seguridad nacional, dado que Xiaomi nunca ha generado una gran confianza al tener un control casi directo sobre sus smartphones con sus propias plataformas.

Por todo esto, a Google lo que le interesa es que todo vuelva a la normalidad, al menos para ellos, y que Huawei pueda seguir diseñando y fabricando smartphones con los servicios de Google, para competir tanto con Samsung como con Apple en el mercado de los teléfonos inteligentes.

Habrá que esperar a la respuesta de Estados Unidos, y si finalmente le concede una licencia para que Google y Huawei puedan trabajar juntos.